Llamamos Natural a un equipo de alta fidelidad que muestra un sonido: DinámicoCálido y Natural.

Estos sistemas han sido configurados para aquellas personas que andan en la búsqueda de un sonido de mayor riqueza en timbre, donde la dinámica y el realismo instrumental están presentes en todo momento. De hecho, la aireación y atmósfera es tan “palpable”, que en algunos momentos parecerá que estemos donde se desarrolla el evento.

Este tipo de sistemas son muy especiales y  para nosotros significan el fin de trayecto, por este motivo van dirigidos a aquellos clientes que ya han pasado por casi todas las etapas de la alta fidelidad y no se sorprenden tan fácilmente. Por lo general son personas que huyen de la mayoría de “trucos sonoros”, como por ejemplo un bajo superlativo inexistente en el mensaje musical o efectos espectaculares que nada tienen que ver con la música.

Muchas veces se confunde calidez, naturalidad, timbre… etc características inherentes en este tipo de sistemas naturales, con un sonido borroso carente totalmente de precisión y/o transparencia; es lo que muchos justifican como “sonido musical”.  Una verdadera lástima, porque nos encanta esa definición, pero nos hemos visto obligados a dejar de emplearla por el mal uso que muchos usuarios hacen de ella. De hecho, en Pickupsound estamos convencidos que cuando un aficionado o profesional nombra la palabra “musicalidad”, en la mayoría de casos suele ser por dos motivos: Ignorancia ó la intención de disculpar una serie de errores de diseño (algunos de ellos bastante graves). Por tanto, esa “musicalidad” que tantas veces se ha descrito y atribuido a marcas de gran marketing no tiene absolutamente NADA que ver con la musicalidad de los sistemas que en esta sección proponemos.

Un sistema natural obedece únicamente a un solo compromiso: Mostrar la música tal y como realmente es, con la intención propia del autor y manteniendo el mayor respeto posible por el timbre propio de cada instrumento.