Múnich 2017: Trafomatic Audio

Hemos de reconocer que las electrónicas a válvulas nos llegaron a aburrir de tal forma, que hace años tomamos la decisión de no representar ninguna marca más. La poca estabilidad y en algunos casos falta de fiabilidad de este tipo de componentes, consiguió que nos planteásemos muy seriamente el abandono por completo de la distribución de los mismos.

Desde el año 2012, momento en el que finalizamos la distribución de la última marca, hemos estado completamente al margen del mundo de las válvulas (a excepción de algún amplificador híbrido), pero fue a finales del año 2016 cuando nos topamos con un sonido que consideramos uno de los mejores que hemos oído.

¡Nooooooooooo!

trap

¿De nuevo válvulas?
Sí, caímos. Va a ser que volvemos al mundo de las válvulas.

Llevamos muy poquito tiempo en contacto con los productos de Trafomatic pero ha sido tiempo suficiente para reconocer y admitir que las creaciones de la marca son el equivalente a una verdadera obra maestra. Productos realizados en su integridad en Serbia con componentes de muy alta calidad, donde algunos de sus modelos pondrán a otros de mucho mayor precio en un verdadero jaque-mate.

Son varias las marcas que representamos, denominadas High-End, con una calidad mayor al precio ofrecido y bueno, en parte tiene su lógica, ya que nuestra búsqueda de productos siempre ha recaído en la mayor calidad posible, y si puede ser, al precio más contenido. Algo que en la mayoría de ocasiones implica salir del sobado circuito establecido y buscar ese mundo (a veces muy oculto) que hay tras las marcas de moda y/o de “origen aceptado” (USA, Europa, Japón…etc).

IMG_2161

Todos los productos de Trafomatic están realizados a mano con una pulcritud y calidad constructiva que deja patente que la marca es líder en su clase. Desde una etapa de potencia que cuesta lo mismo que un deportivo de alta gama, hasta un amplificador integrado de tan sólo 6 Vatios por canal, capaz de entregar un sonido que no está al alcance de otras gamas, incluso entregando potencias de hasta 4 veces el factor de un Trafomatic. ¿Curioso verdad? Quizás tenga mucho que ver que sea una de las pocas firmas que realiza sus propios transformadores de potencia y claro, ante una de las partes más importantes (si no la que más) del proceso, la competencia queda en verdadera evidencia. Imposible competir con tal grado de pasión y artesanía.

IMG_2163

Por otra parte, la filosofía de la marca cruza toda frontera comercial y se centra en detalles que pocos fabricantes tienen en cuenta. Mientas que la búsqueda global va en torno al espectáculo y los “fuegos artificiales”, Trafomatic se centra en esa parte que solo entienden los verdaderos amantes de la música: El timbre.
Que una vez más aparece como protagonista.

Nosotros podemos “perdonar” cierta falta de naturalidad en productos económicos o de precio medio, que van destinados a un público desconocedor (de esos que pisan un concierto cada 5 años) y que acostumbran a echar “triple azúcar en el café” (símil sonoro). Pero no es algo que podamos pasar por alto en marcas que se erigen como defensoras del timbre, y que con su producto/precio quieren ser diferentes. De marcas hipócritas con panfletos donde se leen frases como “Sonido natural”, “Estamos al servicio de la música”, “Verdadera emoción”…etc está el mercado lo bastante lleno como para incorporar una marca más de esta índole.

Pickupsound tiene la obligación de presentar a su público, el cual es avezado y exigente a partes iguales, la verdadera diferencia. El timbre, la naturalidad… ese difícil camino (como nuestro amigo Antonio nos dijo una vez: “El camino del samurái”) del que todos hablan y pocos realmente entienden, es algo que hay que demostrar y no con palabras. No valen medias tintas, ni apoyarse en reviews como única “arma de venta”, no señor, cuando tu declaración de intenciones es llevar a casa del cliente el sonido más natural posible, de ese mismo que produce una incontrolable emoción, tienes que demostrar algo más que un alto precio y una estética acertada.

En el evento se podía ver las imponentes etapas monofónicas Elysium moviendo con absoluta soltura un mastodóntico sistema de altavoces Avaton (Tune Audio). El resto de electrónicas las formaban los modelos Lara (preamplificador) y Luna (preamplificador fono), ambos de doble chasis. Cerraban el circulo un servidor y conversor Rockna (firma recién llegada a nuestro país de la mano de Ars Antiqua) más un giradiscos que reconocemos, era totalmente desconocido para nosotros.

IMG_2152
El sonido representado era potente y muy definido, sin perder un atisbo de la naturalidad que tanto nos gusta y en la que tanto insistimos, pero debemos hacer hincapié en algo que no es habitual en una propuesta valvular y es el “peso” del bajo, que aún siendo rico y extendido, se mostraba con gran aplomo y control. El resto de la gama sonora de frecuencias hacían lo propio para que hubiera una aireación en el escenario digna del rango que estábamos escuchando. Todos sabemos que se trata de un sistema que para la mayoría de “mortales” se torna inalcanzable, ya que tranquilamente podemos estar hablando de cinco ceros, pero eso sí, poquitas cosas hemos oído similares. Contadas desde luego con los dedos de una mano y no pertenecen precisamente al catálogo de las marcas más conocidas.

Este es el mejor resumen que podemos hacer de Trafomatic, una firma artesana destinada a clientes muy avanzados que no se conforman con cualquier electrónica a válvulas.

 

 

¡Síganos, comparta!
Síganos por E-mail
Facebook
Facebook
Instagram
RSS

2 comentarios en “Múnich 2017: Trafomatic Audio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *