Los componentes que forman un sistema de alta fidelidad son muy variados,  desde los más clásicos (amplificadores integrados, lectores CD, preamplificadores…etc) hasta los más actuales y de última generación (Dacs, Network Player…etc.).